• Radioteatro

CASIMIRO

Dirigido por Elisa Zulueta | Adaptación de Casimiro Vico, primer actor, de Armando Moock

Chile

  • Español
  • Todo público

Una de las obras fundamentales de las tablas de la primera mitad del siglo XX en Chile regresa convertida en un radioteatro dirigido por Elisa Zulueta.


Casimiro Vico es un idealista sastre que vive permanentemente con el sueño de ser actor. A su sastrería llegan de noche gente de las tablas, directores, dramaturgos y actores a beber, fumar y vestirse, sin nunca pagarle ni un peso. Y en una de las tertulias, esos amigos de las tablas lo convencen de que venda su humilde sastrería y compre una compañía en quiebra: él sería el primer actor y su mujer Carmen, actriz. El sastre acepta ilusionado y al hacerlo comienza una serie de vicisitudes, traiciones de su grupo y un camino cuesta abajo en el que, ciego y tozudo, ve truncado su sueño de dedicarse al teatro.

Escrita por el dramaturgo chileno Armando Moock en 1937, esta versión en formato de radioteatro ha sido adaptada por la directora, dramaturga y actriz Elisa Zulueta.

Ficha artística


Dirección y adaptación: Elisa Zulueta, a partir de la obra Casimiro Vico, primer actor, de Armando Moock | Elenco: Paola Volpato, Héctor Morales, Antonia Santa María, Luis Cerda, Natalia Grez, Sergio Hernández, Jaime Omeñaca | Coproducción Fundación Teatro a Mil.

Elisa Zulueta

Directora

Historias íntimas y cotidianas

La pluma de Elisa Zulueta (1981), actriz, directora y dramaturga, encuentra su foco en historias familiares, íntimas, con foco en los detalles personales y las relaciones entre los seres humanos. Aplaudida por su obra Gladys (2011), ya ha trabajado antes con Álvaro Viguera y Delfina Guzmán en otro entrañable monólogo, La grabación. Entre sus obras están los títulos Pérez y Mía. Como directora, ha estado tras montajes como Pérez y Gladys.

© Memoria Chilena

Armando Moock

Dramaturgo

Retratista de la clase media chilena

Según el sitio Memoria Chilena, este dramaturgo nació en Santiago en 1984, y abandonó sus estudios de Arquitectura para dedicarse al teatro. Escribió más de 50 obras, entre ellas, Isabel Sandoval, modas, que fue éxito de crítica y público; Pueblecito, Un crimen en mi pueblo, Rigoberto y Mocosita, entre otras. Se le conoce como un retratista de la clase media nacional y las costumbres de la época. En paralelo a su labor teatro realizó labores como diplomático en Francia, España y Argentina, donde murió en 1942.

–Porque su texto es un buen retrato de la sociedad chilena de los años 30, tiempos de crisis económica a nivel mundial. También eran tiempos en que el teatro, una exitosa alternativa de entretenimiento en el país, con grandes salas que se llenaban ante éxitos como Isabel Sandoval, modas, del mismo Armando Moock (1915), comenzaba a enfrentarse a la competencia que representaba la llegada del cine sonoro. En el caso de Casimiro, escrita en 1937, su historia, precisamente, gira en torno a una compañía teatral a punto de desaparecer, que encuentra en la ingenuidad de Casimiro una forma de tener financiamiento.

–Porque el texto de Armando Moock es presencia obligada en las antologías de teatro chileno esencial del siglo XX. De hecho, en un reportaje realizado por la revista Wikén, de El Mercurio, en 2017, fue consignada como una de las 20 obras chilenas que merecían reestrenarse.

Radioteatro: Es una pieza artística compuesta por palabras, efectos sonoros y pistas musicales, que en conjunto cuentan una historia de tal forma que quien la escucha puede recrearla con detalle en su mente. Vivió su edad de oro en los años 20, 30 y 40 en todo el mundo, junto con el apogeo de la radio; una popularidad que en Chile se extendió hasta los 70. A nivel mundial, quizá el más conocido es La guerra de los mundos, un radioteatro creado en 1938 por el actor y director estadounidense Orson Welles, que narraba los estragos en todo el mundo causados por una invasión alienígena. Su nivel de realismo fue tal que causó pánico en miles de radioescuchas, quienes pensaron que la noticia era real, pero el relato estaba basado en la novela del mismo nombre de H.G. Wells.

Radioteatro en Chile: Memoria Chilena cuenta que el primer radioteatro transmitido en Chile fue en 1932, en la desaparecida radio Universo. Se llamaba La enemiga y estaba protagonizada por Maruja Cifuentes y Carlos Justiniano. Emitidos principalmente al mediodía, estas historias eran principalmente dramáticas y dirigidas al público femenino, aunque en las decádas siguientes –hasta 1970– el radioteatro también fue formato fértil para las comedias y hasta el suspenso. Emblemas de esa época son Hogar dulce hogar, Residencial La Pichanga, La bandita de Firulete y el recordado Radiotanda, con la actriz Ana González y su personaje “La Desideria”. En terror, los más famosos fueron El doctor Mortis y Lo que cuenta el viento.

–Revisa el programa de la versión de Casimiro Vico, primer actor, representada por el Teatro UC en 1965

Colaboran


También te podría interesar